En el año 2008 Carlos Alonso Pascual propuso al laboratorio creativo de ADN DESIGN la construcción de la iniciativa DesignBasque. Aquella propuesta tenía como objetivo reunir una colección de objetos diseñados en el País Vasco a lo largo del tiempo para, desde allí, colaborar en la construcción de nuestro futuro.

Actualmente DesignBasque adquiere un nuevo impulso bajo la dirección de su promotor original y amplía sus horizontes con el fin de articular en un único espacio el encuentro, la reflexión y la exploración sobre la Innovación dirigida por el Diseño.

ENCUENTRO E INTERCAMBIO

Abierto a profesionales de diferentes ámbitos, fascinados por la creatividad y la cultura material, DesignBasque aspira a convertirse en un lugar de encuentros transversales y de intercambio de ideas y experiencias. Tecnología, industria 4.0, antropología, arte, Internet de las cosas, comunicación, biomimética, emprendizaje, inteligencia artificial, big data,... son algunas de las regiones de este vasto territorio de la Innovación dirigida por el Diseño.

MEMORIA Y CULTURA

DesignBasque ofrece a diseñadores, a historiadores del diseño y a todos los apasionados por la cultura del proyecto, una selección de productos de nuestro pasado. Una colección inicialmente reducida pero que tiene la vocación de crecer y transformarse paulatinamente en el arsenal de nuestra memoria. Una memoria que, lejos de representar una carga, nos empuje a emprender nuevas andaduras sin dejar de recordarnos el camino.

EXPLORACIÓN E INVESTIGACIÓN

DesignBasque no pretende ser un medio de contemplación fácil y digerible de imágenes de nuestro pasado, ni una ventana para satisfacer el capricho del nostálgico. La iniciativa aspira a convertirse en un laboratorio de creación, en un centro internacional de producción de comunicación y de conocimientos. En un mundo incierto, complejo y ambiguo, DesignBasque aspira a facilitar la exploración de los posibles escenarios de nuestro futuro común.

“Desconocer lo que ocurrió antes de nuestro nacimiento supone seguir siendo siempre un niño. Porque ¿cuál es el valor de la vida humana si no se relaciona con las vidas de nuestros antepasados a través de lo que nos cuenta la historia?”

Marco Tulio Cicerón, Orator (ad M. Brutum)

Editorial 01

Un artículo de Carlos Alonso Pascual, Director de DesignBasque, sobre la construcción de una identidad de diseño.

Carlos Alonso Pascual

Carlos Alonso Pascual

A lo largo de los últimos años, el panorama mundial del diseño ha sido testigo de un importante movimiento hacia la exploración de las identidades regionales. En la Comunidad Europea, el Design Leadership Board, integrado por los más importantes expertos europeos en innovación dirigida por el diseño, ya señalaba en el año 2012 a la identidad cultural como el primer vector para construir una estrategia de diseño para el conjunto de Europa.

A medida que China emergía como líder mundial en fabricación y China, India y otros países del sudeste asiático crecían como proveedores de servicios, incluidos los servicios de diseño, los países de todo el mundo han reposicionado su estrategia sobre los factores que efectivamente mantienen a sus industrias competitivas. Como ya señalara Michael Porter, las diferencias culturales son un factor de primer orden para el éxito competitivo en un mundo globalizado e interconectado. Como resultado, muchas regiones han optado por enfocar su inversión en diseño sobre la diferenciación cultural. En un gran número de casos, la identidad de un diseño regional -reflejada en productos como los muebles nórdicos, los automóviles alemanes o los relojes suizos- ha sido objeto de una cuidadosa formulación para comunicar características culturales positivas con atractivo global.

Tal vez el ejemplo más exitoso sea el de los países nórdicos, que han sabido aprovechar el legado de sus reconocidos maestros para construir una identidad diferenciada y atractiva en la escena internacional. Auténtico, tranquilo, moderado, inspirador y práctico, a la vez que atractivo, lúdico y caprichoso son los valores que guían al diseño escandinavo según el estudio "What is Scandinavian Design?" conducido por Soren Petersen y Steinar Valade-Amland en el año 2012. Desde los juguetes LEGO hasta el mobiliario de IKEA, pasando por el equipamiento urbano o las oficinas de correos, todo ha sido cuidadosamente diseñado para reforzar la imagen y la esencia de la cultura de los países nórdicos. «Cuando tocas un producto escandinavo o entras en un espacio público o privado, se percibe la calidad y el cuidado por la ergonomía, la funcionalidad y la sostenibilidad», comentaba Soren Petersen.

Sin embargo, algunas de estos atributos pueden ser también aplicables al diseño que se practica en otras muchas regiones y ciudades. ¿Cómo identificar los adecuados valores culturales y alcanzar el óptimo balance entre todos ellos para componer una propuesta relevante en la escena internacional?

La iniciativa DesignBasque tiene entre sus objetivos responder a esta estratégica pregunta.

“Gli oggetti sono il nostro mondo”

Michele De Lucchi, Editoriale Domus 1021, febbraio 2018.

Colección

El País Vasco cuenta con una rica cultura empresarial y un importante patrimonio de objetos con un diseño excepcional. El estudio histórico y la exposición “Entrediseños, Euskal Industri Diseinua”, organizada por DZ Centro de Diseño en colaboración con la Asociación de Diseñadores del País Vasco EIDE en el año 1996, ya reconocía la diversidad y la excelencia de nuestras creaciones. El Kaiku tradicional, el sacacorchos de doble palanca M-502E de Boj o la grapadora M5 de El Casco ilustraban, junto a muchos otros objetos, el papel creciente que el diseño ha jugado en nuestra economía y en nuestra cultura.

“Things embody goals, make skills manifest, and shape the identities of their users”

Mihály Csíkszentmihályi & Eugene Rochberg-Halton, The Meaning of Things: Domestic symbols and the self, 1981.

Contacto

¿Quieres colaborar con DesignBasque? Usa nuestras redes sociales para comentarnos tus capacidades y tus inquietudes y en breve nos pondremos en contacto contigo.